Esperan apoyo en pago de licencia de alcoholes

NUEVO LAREDO

Javier Claudio / LA RED DE ALTAMIRA

NUEVO LAREDO.- Incierto aparece el panorama para los propietarios de bares, cantinas y restaurantes al mostrar una economía endeble tras seis meses de asueto como efecto de la pandemia del coronavirus y en la esperanza de algún apoyo al pago de la revalidación de la licencia de alcoholes.

José Miguel Salas Díaz, encargo de un bar en el sector centro, afirmó que la situación actual es de total incertidumbre debido a la crisis económica prevaleciente y la serie de gastos como servicios y pagos tributarios que no ceden.

Dio que actualmente están a la espera de que la Oficina Fiscal del Estado le resuelve sobre de qué manera se les va a apoyar a los comerciantes de bares y cantinas, luego que ante la inexistencia de ventas no hay recurso para revalidar la licencia de alcoholes.

“El costo de la licencia de alcoholes varía de acuerdo al giro, peor en promedio para quienes tenemos bar o restaurante bar es por encima de los 45 mil pesos y la verdad no hay dinero para pagar. No hubo ventas en el año y así de donde”, deploró.

Mencionó que desde el 1 de enero de este año, las licencias de alcoholes en el estado de Tamaulipas se incrementaron 10 por ciento. Por lo tanto, el pago por el permiso para la expedición de bebidas alcohólicas está entre 30 mil y 50 mil pesos.

“Aunque el costo también debemos calificarlo de injusto, pues cómo vamos a pagar lo mismo quienes pagamos por consumo en restaurante que quienes venden en bares y aunque se ha peticionado en ocasiones no hemos tenidos respuesta jamás.”, comentó.

Expuso que la crítica situación en bares, restaurantes y cantinas ubican en una situación sumamente complicada a todo este tipo de negocios, “pues si bien se debe, también se tiene que tener consciencia que no se tiene para pagar”, asentó.

En la Oficina Fiscal del Estado, el titular de la dependencia Arturo San Miguel Cantú, dijo desconocer de momento la posibilidad de respuesta a la petición de los comerciantes y por ello se mantenía la expectativa de contribuyentes.