CARLOS JUÁREZ / LA RED DE ALTAMIRA

MADERO.- Un pleito familiar por un terreno de la Playa Miramar, provocó la movilización de las fuerzas de seguridad pública; hubo la intención de un desalojo que al final no se concretó, informó la abogada Fabiola Cárdenas.

Se trata de un predio de más de dos mil metros, donde hay comercios como un restaurante, un depósito e incluso una vivienda.

Al sitio acudió personal de la Fiscalía General de Justica, así como dos unidades de la Policía Estatal con al menos una decena de elementos.

«Llegaron las personas y se trató de llegar a un arreglo con los clientes, pero nos dicen que van a seguir con pleito por la vía civil», indicó.

Trascendió que el terreno es de al menos seis hermanos, de los cuales uno no está de acuerdo en la manera en cómo se divide, por lo que intentó apoderarse del lugar.

«Nos dé reúnen los requisitos por parte del Ministerio Público toda vez que no es un despojo, tengo entendido que son dos mil 900 metros sobre el boulevard costero», finalizó.